Bienvenidos
Compra libro
Índici del libro
Continúe al capítulo 5

Capítulo Cuatro: Acero de la Pared del Tanque

Unión Entre el Piso y la Pared:

Para mantener la rectitud y perfecta verticalidad se utiliza un nivel. Esta tarea aparentemente de menor importancia es imprescindible para mantener cerrado un verdadero círculo en la práctica.

La pared comienza poco sólida con una malla de alambre soldado. Las menores irregularidades se convierten en parte del tanque y tienden a crear alabeos y manchas desagradables en la superficie.

Barras de Acero Horizontales de Refuerzo del Fondo:

La primera barra horizontal es una barra # 4. Colóquela tan cerca del ángulo del piso y la pared como sea posible y cerciórese que esté a nivel. Algunos de los puntos que están sobre la llave puede que sea necesario cincelarlos para colocar esta barra completamente a nivel. Utilice el nivel de un constructor o el nivel de agua para un mejor resultado. Marque la línea del nivel en las barras verticales del ángulo de la pared. Haga arriba y abajo las variaciones en la primera capa de alambre soldado, traslade a los lugares en donde el alambre soldado trata de inclinarse adentro o hacia fuera para compensar para arriba o para abajo la variación del alambre horizontal. Los tanques grandes requieren más precisión que los tanques pequeĖos.

Solape las barras horizontales del acero de refuerzo treinta centímetros o más. Para tanques más grandes, cuando la primera barra es más gruesa y larga es más fácil soldar y trabajar con doce o dieciocho metros de longitud. Doble manualmente el empalme final hasta colocar el acero contra la pared. Incluso los tamaĖos más pequeĖos de las barras resistirán todos los esfuerzos si se hace un solape plano a la superficie de la pared. Doble manualmente las barras que resaltan en el arco de la circunferencia con las curvas pequeĖas repetidas.

El primer amarre del acero de refuerzo horizontal se hace siempre en el centro de la barra. Comience en el centro de una barra de dieciocho metros y haga lo mismo cada un metro de barra. Deje los últimos 60 a 100 centímetros de cada barra desatada. Los finales del solape se atan comenzando en el centro del empalme.

Camine cada extremo de la barra que refuerza la circunferencia del tanque, abra los extremos de la misma, debiendo ser de 1 a 2 metros más largo que el perímetro del tanque, después vaya de nuevo al centro y ate el acero horizontal con la barra vertical siguiendo cualquier lado hacia un extremo. Camine de un extremo siguiendo la pared y sujétala mientras va moviendo y cortando la barra. Entonces regrese de atrás hacia el centro atando la barra al acero vertical. Este trabajo es para una o tres personas; una persona en cada extremo de la barra de refuerzo horizontal pueden situar los amarres previos hechos con alambre y hacer más rápido el trabajo.

Examine para saber si hay verticales que sean demasiado lejanas adentro o hacia fuera aunque son verticales. Dóblese de la línea verticales adentro o hacia fuera y hágales la vertical otra vez después de que la primera barra que refuerza horizontal esté en lugar y se ate totalmente. La idea es ajustar barras verticales para resolver la circunferencia sin torcer un círculo liso. Las barras verticales que estuvieron dobladas para resolver la circunferencia son vertical ajustada con un nivel después de que la primera circunferencia horizontal se ate firmemente a todas las barras que refuerzan verticales. Repita este procedimiento horizontal de la barra de la circunferencia veinte centímetros sobre el primer horizontal con la barra #4 (1.25 centímetros). Compruebe otra vez para saber si hay nivel y vertical.

El procedimiento antes mencionado es algo diferente de las figuras que acompaĖan a un tanque abierto pequeĖo. La diferencia total es que el mortero del piso no debe ser colocado por separado para este proyecto pequeĖo. La primera capa interna de alambre soldado se une al acero del piso. Las paredes más altas y el techo serán tratados en los capítulos siguientes.

Un viejo socio y muy buen amigo una vez construyó un tanque de cuarenta metros cúbicos sin colocar el piso primero. Su plan era reducir los costos y abría sido así pero con un viento fuerte que sopló la armadura casi acaba en la parte superior de una montaĖa. El y su equipo lo bajaron de la montaĖa, lo redondearon con golpes y le colocaron el mortero. Este tanque está bien y ha estado en servicios por muchos aĖos sin problemas.

Capa Interior de Alambre Soldado (Tanque de 2,13m de altos):

Desarrolle y corte un pedazo de alambre soldado lo suficientemente largo como para hacer una circunferencia del tanque más un solape. Esto es un pedazo de diecinueve metros para un tanque de sesenta metros cúbicos. Es bueno cortar las puntas del alambre soldado quince centímetros. Imagínese uno de estos rollos descontrolado hacia atrás con alambres de quince centímetros de largo en su extremo.

Mueva de un tirón los diecinueve metros de alambre soldado y ruédelo hacia atrás para aliviar la tensión de fábrica del rollo de alambre (un metro más del diámetro del rollo). Desenrolle y mueva de un tirón hacia atrás otra vez. Vuelva a enrollar más libremente en la dirección original y mantenga parado el rollo dentro del tanque, al lado de la pared. Ate libremente un extremo del rollo al acero horizontal. Desenrolle el alambre soldado alrededor de la pared interior del tanque hasta que se alcance un punto medio aproximadamente. Ate por arriba el alambre soldado a una barra horizontal. Utilice una vertical del alambre soldado para que pueda deslizarce un poquito hacia arriba o hacia abajo.

Coloque el metal expandido dentro del tanque antes que todo el alambre soldado esté en la circunferencia de la pared. Este es el momento.

Afloje el primer amarre y deje que la primera mitad del rollo de alambre soldado retroceda a una posición estable. Este paso es crucial para lograr la redondez del tanque. Trabaje en ambas direcciones del centro del alambre soldado. Si el acero vertical del ángulo y la capa interior de alambre soldado se desenrolla y se une a nivel, la pared acabada estará vertical y libre de manchas y protuberancias. No apresure esta primera capa de alambre soldado. Se aseguran apretando contra las barras verticales, que están dentro de las barras horizontales. Tire el alambre soldado 1,25 centímetros fuera de las barras horizontales las cuales están 1,25 centímetros fuera de las barras verticales en la llave del piso y pared.

Corte el alambre del fondo cada un metro para aliviar la presión interna en el ángulo. Doble levemente las puntas del corte hacia el ángulo de tal modo que no salga a la superficie del mortero.

No ate la capa interior demasiado apretada al principio y evite los amarres del alambre soldado vertical a las barras verticales hasta que la primera capa esté cuidadosamente en el lugar. Este paso proporciona el deslizamiento: cuando se atan las verticales no puede haber deslizamiento lateral. El desplazamiento lateral facilita la posición correcta. La tarea es evitar tensionar el alambre. Colóquela suavemente. El problema principal en esta etapa es introducir el alambre soldado desarrollándolo hacia adelante y asegurándolo con un alambre temporal. No se olvide de aflojar el alambre temporal que llega a estar demasiado apretado muy rápidamente. La distancia más corta entre un alambre temporal y el área de trabajo es una línea recta. El tanque se supone que esté alrededor.

Acero de Refuerzo Vertical:

Corte ampliamente tres barras de acero de refuerzo. Espacíelas de 38 a 50 centímetros. Dieciséis barras hacen cuarenta y ocho verticales de dos metros espaciadas aproximadamente a 38 centímetros (para este tanque de sesenta metros cúbicos). La barra número tres es suficiente para la fuerza final del tanque pero la barra # 4 es mejor para soportar el peso del mortero húmedo y disminuir el alabeo y las protuberancias. El mismo razonamiento se aplica para separar las verticales que están algo más distantes. El costo extra de las barras adicionales no es muy significativo.

Enderece cualquier barra vertical que esté levemente doblada antes de ponerla en la pared. Ate las verticales con seguridad en el interior de las dos primeras barras horizontales y contra la capa interna del alambre soldado. Estas barras no necesitan ser espaciadas perfectamente. Ni todas necesitan ser atadas a las barras verticales en la llave. Amárrele suavemente al alambre soldado a aproximadamente 150 centímetros de altura.

Barras Superiores de la Circunferencia:

Las restantes barras horizontales de refuerzo se espacian a treinta centímetros. Coloque la barra más alta a apenas bajo la curva de la pared del techo.

Salte una posición hacia arriba. Coloque la primera barra horizontal de refuerzo sesenta centímetros por arriba de las horizontales que fueron unidas primero al acero en el ángulo. Entonces retroceda hacia abajo treinta centímetros y coloque la barra saltada. Ahora termine las barras horizontales más altos.

Nunca trate de doblar una barra de refuerzo de acero apoyándose en la malla de alambre soldado, esto causará una distorsión en el alambre soldado que creará alabeos y protuberancias en algunas partes de la pared del tanque.

Capa Exterior de Alambre Soldado:

Desarrolle y corte tres pedazos de 6,75 metros de alambre soldado. Afloje el rollo apretado de fabrica con un enrollado reverso, como fue hecho para la capa interna del alambre soldado. Estos tres pedazos están destinados para un tanque de sesenta metros cúbicos. Uno puede esperar que dos pedazos estén en su lugar para estar seguros que el tercer pedazo sea del tamaĖo correcto. No sirve utilizar la misma pieza en cualquier posición porque la diferencia entre la capa interna y externa es de quince centímetros cuadrados al ponerse en la alineación, en vez de estar escalonados en 7,5 centímetros.

Ajuste los quince centímetros cuadrados de las capas internas y externas para hacer 7,5 centímetros cuadrados. Coloque la capa externa 7,5 centímetros por debajo de la capa interna. Corte un cuadrado del alambre horizontal inferior cada un metro para aliviar la tensión exterior en el ángulo de la pared.

Trabaje desde el centro y ate la pieza externa solo lo suficiente para sostenerlo en el lugar en un principio. Mida y ponga el pedazo último con un solape de cuarenta y cinco a sesenta centímetros.

Termine los amarres después de que el pedazo último de alambre soldado externo se haya asegurado como mínimo en la posición. Trabaje en patrón similar a apretar los extensores de un neumático. Por ejemplo divida la circunferencia en cinco partes y marque temporalmente estos puntos con estacas. Ate las capas con seguridad juntas en cada punto, comenzando en la altura del centro que trabaja hacia arriba y hacia abajo. Llame el primer punto uno, después que esté completo, vaya al número tres y después al cinco antes de acabar el número dos y cuatro. Llene gradualmente el área desatada del centro después de que se aten los cinco puntos de la división. Es mejor hacer esto en el mismo patrón de cinco puntos y circundar el tanque varias veces (cinco es un número arbitrario, seis o cuatro sirven también).

No ate los quince o veinte centímetros superiores totalmente porque las puntas del acero del techo se unirán con el acero de la pared de treinta a cuarenta centímetros. Los amarres ocasionales deben ser quitados en ese momento. Observe que la capa externa de alambre soldado está 7,5 centímetros por debajo de la capa interna.

Círculos de Barra:

Tenga cuidado al doblar barras de acero reforzado en círculos, según lo demuestra en las fotos. Si el extremo de la bara se escapa la tensión que crea al formar los anillos es muy grande y la barra tratara de regresar a su forma recta violentamente y la barra puede causar seria lesiones.

ŃNunca suelte la barra de acero! Camine en círculo en la dirección que está doblando la barra, y camine lentamente en la dirección opuesta para liberar la tensión. ŃTenga mucho cuidado! ŃDoblar barras de acero es muy peligroso!

Continúe al capítulo 5